Horus Jepri I. El Escudo Rojo Episodio 1

EGIPTO A.C.

Los mercenarios del faraón Ramsés cabalgan con mucha velocidad a los pueblos aledaños a las pirámides de Guiza, entre ellos se encuentra un guerrero formidable, cuyo aspecto provoca que el más valiente de los guerreros enemigos, se doblegue ante su presencia, el fiel aliado de Ramsés, Gebsu.

Mediante señales de guerra, indican al Alto Poderío infiltrarse en los pueblos que se encuentran colindando al Imperio Enemigo, del otro lado los centinelas visualizan la flota enemiga que se va dirigiendo a sus Tierras Santas.

Los soldados dirigen su blanco hacia RA, el Sol naciente para que éstas vayan cayendo como lluvia de otoño sin ton ni son.

Gebsu se protege con su escudo de madera y con el Kopesh en la mano va cortando las gargantillas de los enemigos del Imperio Enemigo, las espadas y dagas suenan al son del grito de guerra de cada uno de los soldados de la Baja Nubia.

Una flecha se fuga entre las hordas enemigas y le da al caballo que sostenía la carreta del faraón, Gebsu se da cuenta y se dirige al apoyo de su rey, no debe dejar que caiga, de lo contrario el Imperio Enemigo invadirá sus tierras.

Gebsu no se da cuenta y deja su escudo enterrado en la arena, provocando que una flecha le roce el brazo derecho durante el auxilio del faraón.

– ¿Qué estás haciendo Gebsu? ¡Déjame y defiéndete, no quiero perder a mí Gran Guerrero! – grita Ramsés.

– ¡No dejaré caer a mi rey, faraón Ramsés! ¡Por usted daré la vida ante todo! – Le responde Gebsu. – ¡Eres un gran soldado! ¡Si logramos invadir el Imperio Enemigo, te otorgaré mi bendición para dirigir a las Tropas Mayores! Y así poder entrenar a tu descendencia por igual. – Se dirige Ramsés a Gebsu, mientras sostiene con fuerza su brazo herido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *